https://colegioromareda.com/wp-content/uploads/2021/12/BANNER_EVAU_BACHILLER_2021-1.gif

CONCURSO “CONSTRUYE UN PUENTE HACIA TU FUTURO” USJ

Este año, se ha celebrado la VI edición, convocada por el grado en Arquitectura de la USJ, del concurso“Construye un puente hacia tu futuro”, un certamen en el que pueden participar alumnos de 3º y 4º de la ESO, Bachillerato y Ciclos Formativos de Grado Superior, cuyo objetivo es crear, por grupos de máximo cinco alumnos, un puente con una luz mínima de un metro de longitud con apoyo en los extremos y que soporte, durante un minuto, una carga de un kilo. 

Como material de construcción los estudiantes tienen que utilizar exclusivamente diversos tipos de pasta y pegamento. Para ello dispondrán de un kit de pasta Romero, patrocinador del concurso. En nuestro caso, las uniones se han realizado con un compuesto formado por  CIANOACRILATO (Loctite o similares) y bicarbonato sódico, o bien con silicona. 

En esta ocasión, nuestro colegio ha participado con dos grupos de 1º Bachillerato, de la asignatura de TIN I, y cinco grupos de 4º ESO, todos alumnos de la asignatura de Tecnología. 

Inicialmente, se realizó una primera fase, dentro del propio centro, en la que el comité técnico de la USJ debía seleccionar un puente ganador de cada una de las dos categorías (ESO / Bachillerato). Los ganadores de cada una de las categorías fueron los siguientes: 

Bachillerato: Íñigo Díaz, Carmen Casado, Sergio Álvarez-Barón y Marcos Legaz. 

ESO: Dani Torcal, Mario Cebollada, Oscar Grimal y Javier Novo. 

Posteriormente, el pasado Viernes 10 de Junio, se celebró, en las instalaciones de la USJ, la gran final, donde participaban los puentes ganadores de todos los colegios inscritos en el concurso. 

Los alumnos de Tecnología Industrial I de 1º han sido galardonados con el primer premio, debido a su gran labor y a la realización de un puente de gran complejidad, donde la estructura estaba pensada y diseñada para cumplir los requisitos marcados además de tener una estética cuidada y original. La competencia era realmente dura y nos sentimos muy orgullosos de su éxito y de su gran labor, puesto que han realizado un gran esfuerzo y sacrificio, ya que han tenido que compaginar este proyecto con la preparación de los exámenes finales, por lo que su disponibilidad y capacidad de trabajo son de alabar y de reconocer. 

En cuanto a la categoría de la ESO, se ha obtenido un más que meritorio segundo puesto, con un proyecto también de gran dificultad que incluía diferentes elementos arquitectónicos y con una elaborada decoración.  

Como siempre, los profesores, junto a los alumnos, partimos de una idea consistente en buscar un diseño atractivo e interesante, que a la vez tuviera cierta complejidad técnica y que permitiera cumplir las condiciones del concurso realizando un puente ligero, estable y técnico. Para ello, se hicieron varios bocetos iniciales, decantándonos por los que nos resultaron más interesantes. Se han llevado a cabo puentes atirantados a partir de dos estructuras, puentes de arco atirantados (tipo puente del tercer milenio, que resultó el ganador), puentes de armadura, etc.    

Se optó por buscar estructuras triangulares, pues como se estudia en tecnología, el triángulo es la única figura geométrica indeformable. Si se ejerce una fuerte presión sobre un cuadrilátero, se acaba por deformar. Lo mismo ocurre con todos los polígonos, excepto con el triángulo, que es el único que ofrece una rigidez suficiente y también un carácter indeformable. 

Por eso el triángulo suele ser utilizado en la construcción de estructuras de gran tamaño que deben soportar grandes pesos. Un buen ejemplo de su uso insustituible lo encontramos en las torres de tendido eléctrico, puentes, naves, andamios entre otras estructuras grandiosas. 

Lo más complicado fue realizar las uniones y conseguir, por el tipo de diseño escogido, la estabilidad necesaria, ante la ausencia de una cimentación (como es evidente) que evitara una flexión  excesiva en la parte central. 

Como no puede ser de otra forma, nos sentimos muy orgullosos de todos nuestros alumnos y estamos seguros de que ha sido una experiencia enriquecedora para ellos y de la que habrán sacado conclusiones muy positivas, puesto que han podido aprender de una forma lúdica, mediante un proyecto diferente.  

Enhorabuena. 

Jorge Trallero Alastuey.