https://colegioromareda.com/wp-content/uploads/2021/12/BANNER_EVAU_BACHILLER_2021-1.gif

TALLER DE BIOLOGÍA- MICROMUNDO

Todo empezó el día 18 de marzo, cuando MicroMundo vino  al colegio Romareda. MicroMundo según su web es “un proyecto de CIENCIA CIUDADANA y APRENDIZAJE-SERVICIO para DESCUBRIR nuevos antibióticos y fomentar la cultura científica” y eso fue exactamente lo que intentamos hacer. Según nos contaron, hace unos 30 años que no se descubre un nuevo antibiótico, ya que su época “dorada” fue a mediados del siglo XX, por eso MicroMundo se está desplazando por todo el mundo, para tratar este tema y que con el grano de arena que puede aportar cada persona estemos a un paso más cerca de descubrir un nuevo antibiótico.

Este día, el primero, vinieron unas chicas y un chico estudiantes universitarios del último año de biotecnología y realizaron una presentación para explicarnos las claves básicas en las que se iba a centrar el proyecto, para que adquiriéramos algunos conocimientos elementales sobre los antibióticos, el mal uso cotidiano que solemos realizar con ellos y lo que provoca que se creen resistencias en las bacterias y que cada vez sea más difíciles combatirlas. Cuando terminaron la presentación nos dividimos en parejas, hicimos un Kahoot para ver si habíamos aprendido algo y detectar ideas previas. Por último, nos enseñaron cómo tendríamos que coger un trozo de tierra por parejas, el muestreo, para comprobar posteriormente en el laboratorio si había algún antibiótico para que lo investigasen.

El segundo día nos centramos en sembrar las muestras que habíamos cogido, primero tuvimos que seleccionar un gramo de la tierra de cada uno, mezclarla con agua destilada en un bote y agitarlo, para luego poner 100 ml de esa mezcla en otra agua destilada, y de esa disolución coger otros 100ml y ponerlos en otra, y así sucesivamente hasta tener cuatro disoluciones diferentes, de las cuales cogimos unas muestras y las extendimos por cuatro placas Petri para esperar y ver en la siguiente sesión si había crecido algún microorganismo en ellas.

El tercer día nos entregaron nuestras placas Petri y efectivamente pudimos observar que habían crecido distintos organismos, más organismos cuanto menos diluida era el agua que habíamos depositado en esa placa. Hubo a algunas personas que les crecieron muchos organismos en todas las placas, a Judit y a mí, por ejemplo, en las más diluidas casi no tuvimos ningún organismo. Luego con unos palillos tuvimos que replicar las muestras, es decir, con la punta del palillo cogimos un poco del microorganismo y lo depositamos en otra placa enumerándolo, y esto lo tuvimos que hacer 25 veces entre las 4 placas, y esperar a que en la siguiente sesión hubiesen crecido.

El cuarto día nos volvieron a entregar las placas y vimos que en cada hueco, los 25 microorganismos habían crecido, así que ahora tocaba realizar bien la antibiosis. Para ellos nos dieron una explicación de cómo lo debíamos hacer y a continuación nos dieron dos placas Petri, en una de ellas tuvimos que sembrar una bacteria gramnegativa, E-coli, y en la otra una bacteria grampositiva, Bacillus, y luego tuvimos que coger con la punta de un palillo un poco de los organismos que se habían desarrollado y depositarlos en cada de ellas, para ver en la siguiente sesión si reaccionaban a algunas de las dos.

Llegó el último día, el quinto, y lo primero que hicimos fue ver una presentación que nos realizaron las universitarias sobre cómo identificar un antibiótico en las placas Petri, así que nos entregaron a cada pareja las dos placas, y vimos que en ambas los organismos habían crecido y en algunos pudimos observar que había aparecido algún antibiótico, algunos grupos tuvieron más suerte que otros, a nosotras por ejemplo, solo nos apareció un antibiótico, e incluso los profesores estaban dudando si lo era. Cuando localizamos nuestros antibióticos los tuvimos que apuntar para informar a los universitarios, luego nos dieron un papel para evaluar el proyecto de forma anónima, hicimos un Kahoot para comprobar todo lo que habíamos aprendido, como que en el laboratorio siempre hay que estar con bata y guantes, y por último nos pusieron un vídeo que resumía muy bien todo lo que habíamos aprendido estos cinco días sobre el abuso de los antibióticos, y es que si seguimos haciendo el tan mal uso de los mismos se seguirán creando bacterias más resistentes a los antibióticos lo que podría convertirse en algo muy grave para la humanidad. Se estima que, si en 2050 no se logran descubrir nuevos antibióticos, la resistencia a los mismos por parte de los microorganismos provocará bacterias muchísimo más resistentes convirtiendo a las infecciones bacterianas en la mayor causa de muertes de todo el mundo.

 

 

SARA LOZANO 1º BACHILLERATO C