Oficio de Navidad

El pasado sábado 15 de diciembre, el coro juvenil del colegio Romareda se trasladó hasta el convento de Agustinos Recoletos de Monteagudo, para ofrecer el Concierto-Oficio de Navidad, en su IV edición. Como todos los años desde su fundación, cantaron junto al coro navarro de Barásoain, padrino de nuestra agrupación. El acto se desarrolló en la basílica de la Virgen del Camino, lugar especial por albergar la tumba de San Ezequiel Moreno, Obispo Agustino natural de Alfaro. Fue una alegría para todos el emplazamiento de este año pues Monteagudo es una casa especial, ya que en ella viven y se forman los novicios de nuestra orden. Nos abrieron las puertas de su casa de par en par y por ello les queremos dar las gracias, especialmente a su prior Javier Gimeno. Como todos los años, el oficio se compuso de las lecturas más significativas de la Navidad y varios villancicos, unos a 4 voces cantados a capella y otros acompañados al órgano por Marta Moreno y el Padre Jesús Rada. Todo ello estuvo dirigido por un emocionado Alberto Magán, quién recordó la importancia de no dejar de cantar villancicos en nuestras casas durante las navidades, ya que contagian la alegría de estos días en los que Dios nos bendice con la presencia de su hijo. Además deseó haber podido acercar a los asistentes a Dios por la belleza de la música. Agradecimiento especial al equipo directivo que ha apoyado este proyecto durante estos años y a todos los asistentes que abarrotaban la basílica, muchos de ellos venidos de otras localidades.

Como colofón, algo muy especial. Los Auroros de Monteagudo se sumaron a nuestras filas y los tres coros interpretamos la Aurora de Navidad con la que cada 25 de diciembre, a las 6 de la mañana despiertan a todos los monteagudanos. Toda una explosión de alegría era la que contagiaban los instrumentos de su rondalla, zambombas, panderetas, cascabeles, rascadores, castañuelas…

Con esta noche tan musical, nos deseamos feliz Navidad y próspero 2019, con el deseo de volver a repetir.