Recibimos a nuestros amigos ingleses

El día 17 de octubre, un grupo de 17 alumnos de 4º ESO recibimos en nuestras casas a nuestras parejas inglesas procedentes de Gosforth Academy de Newcastle. Llevamos ya muchos años realizando este Intercambio, pero cada curso es especial porque planeamos actividades diferentes y participamos alumnos de distintas generaciones.

Nuestros amigos ingleses llegaron al colegio entrada la noche, y les llevamos a nuestras casas para que se acomodaran y pudieran empezar a practicar su castellano. El día siguiente conocieron el colegio y realizaron un reto inglés-castellano que fue divertido y académico. Eso sí, demostraron más capacidad que nosotros leyendo trabalenguas en castellano. El día lo pasaron por el centro de la ciudad, visitando El Pilar y adquiriendo cintas de la Basílica que les habían pedido sus compañeros de cursos pasados.

El fin de semana fue momento de convivencia. Unos días disfrutamos por el centro, en otros momentos algunas familias decidimos hacer un tour en bicicleta por la zona de la Expo, un nutrido grupo de alumnos fuimos a la Romareda para ver el partido del Real Zaragoza y que nuestras parejas disfrutaran del ambiente…Una variedad de actividades que no dejaba lugar al descanso. Degustaron algunos de nuestros platos favoritos y se acostumbraron a nuestros horarios, que son muy diferentes a las rutinas que ellos siguen en Inglaterra.

Lunes y martes, entre clases y tardes de ocio, los alumnos ingleses visitaron el Palacio de la Aljafería y el Caixaforum, dos edificaciones de características opuestas pero con gran atractivo académico-cultural para ellos. La semana llegaba a su fin, pero no sin antes realizar nuestro viaje conjunto. El destino: Jaca. Aunque las previsiones meteorológicas anunciaban tiempo lluvioso y fresco, nos salió un día muy bueno. Primero disfrutamos en la pista de hielo, unos exhibiendo su talento patinando y otros haciendo lo posible por mantenerse de pie más de diez segundos seguidos. Después nos dirigimos a la catedral, donde aprendimos sobre uno de los edificios más significativos del Románico en la zona. Para finalizar, algo de tiempo libre para comer, comprar y pasear alrededor de la Ciudadela.

El jueves tocaba despedida, pero desde luego no se trata de un “adiós”. En marzo nos toca a nosotros viajar a Inglaterra, y mientras tanto estaremos en contacto permanente con nuestros nuevos amigos para ir preparando esa semana.

We’ll see each other in March!